Familia Colegio El Redentor Anexo:

Les saludo deseando se encuentren bien con sus familias en este tiempo difícil que estamos viviendo. No habíamos vivido una pandemia de esta magnitud con tanta incertidumbre en todo el mundo y cuando nuestros noticiarios dicen que lo peor aún no llega. Sin embargo, nuestros corazones frágiles se fortalecen en las promesas de Dios, su soberanía y su gloria y tenemos un tiempo especial para buscar a nuestro Padre Celestial y para estar con nuestra familia.

Tengamos un tiempo de adoración al Señor. Reconociendo que Dios es soberano sobre toda su creación y todo está en su control.

Por tanto, reconoce hoy y reflexiona en tu corazón, que el SEÑOR es Dios arriba en los cielos y abajo en la tierra; no hay otro. Deuteronomio. 4.39

Tiempo de gratitud a Dios. Gracias Señor por ser mi amparo y fortaleza.

Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar. Salmo 46.1-2

Tiempo de humildad y reconocimiento. Vivimos con muchos planes,  apurados y hasta con cierta soberbia por la vida y olvidamos estas palabras del Señor.

…cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece. En lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello. Stgo. 4. 14,15

Tiempo en familia, tiempo para esos amigos que hace tiempo no hemos saludado, tiempo para los que están pasándolo mal.

En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia. Proverbios 17.17

Y cuidémonos lo más posible y responsablemente para que cuando nos juntemos de nuevo en el colegio, nadie falte.

Saludo fraterno y bendiciones de nuestro buen Dios.


Afectuosamente,

Marcos A. Guerrero C.
Director

Maipú, 3 Abril 2020