La elegante y majestuosa Basílica de San Pablo Extramuros es una de las cinco iglesias más antiguas de Roma y la segunda en tamaño, solo después de la Basílica de San Pedro, en el Vaticano. Está situada fuera de las murallas de Roma, por lo que recibe su nombre de ‘Extramuros’.

Según la tradición, el lugar de construcción de la basílica es el sitio donde fue enterrado el apóstol Pablo, ya que tras su ejecución en el siglo I d.C., sus seguidores levantaron un santuario sobre la tumba. Posteriormente, en la primera mitad del siglo IV, el emperador Constantino edificó en este lugar una Basílica, por lo que se convirtió en uno de los lugares más importantes de las peregrinaciones a Roma.

Hacia el año 385 los emperadores Teodosio, Graciano y Valentiniano II decidieron derruir la basílica y levantar una nueva construcción, más majestuosa.

Entre los años 1220 y 1241 se construyó el precioso claustro que aún se conserva. Tiene una decoración con columnas dobles, en las que se apoyan pequeños arcos sobre los que corre un entablamento decorado con mosaicos policromado.

En 1285 se construyó sobre la tumba del apóstol el altar con un baldaquino gótico. Debajo del altar, mediante una escalera, se puede acceder al sepulcro del apóstol Pablo, aquí también se conserva un trozo de las cadenas que lo ataron en su martirio. Según la tradición, cerca de la tumba de Pablo, también se conservan los restos de Timoteo, uno de los discípulos del apóstol.

En 1823 un incendio provocado por un trabajador que restauraba el tejado del edificio destruyó casi completamente la basílica. Tras el incendio, se comenzó rápidamente la restauración del edificio, conservando la planta y algunos elementos que se mantuvieron a salvo. La nueva Basílica de San Pablo Extramuros fue inaugurada en 1854.

El acceso a la iglesia se realiza a través de un cuadripórtico neoclásico de 150 columnas. Contiene un jardín en cuyo centro se encuentra la estatua de San Pablo, el apóstol tiene en una mano la espada, símbolo de su martirio, y en la otra el libro que indica su actividad de escritor sagrado.

El interior de la basílica está dividido en cinco naves utilizando 80 columnas corintias de mármol blanco. La parte más antigua está constituida por el arco triunfal y el ábside. El mosaico original fue realizado por artistas venecianos en el siglo XIII. Actualmente, el mosaico que podemos ver es una copia fiel del antiguo e incluye algunos fragmentos salvados del incendio.

Te invitamos a recorrer virtualmente la hermosa Basílica de San Pablo Extramuros, la cual fue declarada en 1980 como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Ver aquí >

1. Cuadripórtico

2. Nave central

3. Tumba

4. Ábside

5. Transepto 1

6. Transepto 2

7. Baptisterio

8. Claustro

9. Museo