Manarola es un pueblo pesquero situado en el norte de Italia, en la provincia de La Spezia, sobre el Mar de Liguria. Este pueblo se asoma como si fuese un balcón sobre el mar, está construido sobre una alta roca a 70 metros sobre el nivel del mar. Forma parte de un grupo de pueblos costeros muy frecuentados por turistas que recibe el nombre de Cinque Terre nombrados Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Los orígenes de Manarola son muy antiguos, ya que provienen de un asentamiento romano. Tanto es así, que en el centro del pueblo todavía existe un pequeño templo dedicado a los Manes o los dioses romanos protectores de la casa, que representaban a los espíritus de los parientes difuntos.

Manarola tiene sus casas pintadas de colores pastel, que parecen mimetizarse con el paisaje, las cuales responden a la estructura de casas-torre que solían construirse a principios de la Edad Media para defensa de los poblados del ataque de los turcos y de los piratas.

Las industrias primarias de Manarola han sido tradicionalmente la pesca y la viticultura. El vino local, llamado Sciacchetrà, es especialmente renombrado; hay referencias en fuentes romanas a la gran calidad del vino producido en la región.

Manarola fue descrita por el poeta Lino Crovara de la siguiente manera: “Una colmena en la roca, un nido de gaviotas alto sobre las olas, un pueblo donde el leve susurro de las olas acaricia las orejas atentas del alma”. Los invitamos a realizar esta bellísima visita virtual.


Ver aquí > Manarola, Italia